MÁS DE 20 AÑOS DE EXPERIENCIA, ADAPTAMOS NUESTROS CONOCIMIENTOS A LAS ÚLTIMAS TECNOLOGÍAS PARA ENCONTRAR LA SOLUCIÓN MEJOR Y MÁS ADECUADA A CADA NECESIDAD.

El WIFI que viene para 2019, nuevo 802.11ax

¿Qué es el Wi-Fi 802.11ax y qué significará para 802.11ac?
802.11ax es el estándar emergente de Wi-Fi que probablemente desplazará el estándar actual 802.11ac con un mayor rendimiento y superará el bajo rendimiento en entornos concurridos.
 
El IEEE está aprovechando otra oportunidad para aumentar el rendimiento de Wi-Fi con un nuevo estándar llamado 802.11ax o Wireless de alta eficiencia, que promete un incremento cuádruple en el rendimiento promedio por usuario.
 

Cada nuevo estándar Wi-Fi ha traído mejoras significativas en el rendimiento, con el 802.11ac más reciente, que ofrece una impresionante tasa máxima teórica de 1.3 Gbps. Desafortunadamente, estos avances no han sido suficientes para mantener el ritmo de la demanda, lo que ha provocado el grito exasperado en los aeropuertos, centros comerciales, hoteles, estadios, hogares y oficinas: "¿Por qué la red inalámbrica es tan lenta?"
 
802.11ax está diseñado específicamente para entornos públicos de alta densidad, como trenes, estadios y aeropuertos. Pero también será beneficioso en despliegues de Internet de las cosas (IoT), en hogares de uso intensivo, en edificios de apartamentos y en oficinas que utilizan aplicaciones de ancho de banda como videoconferencia.
 
802.11ax también está diseñado para la descarga de datos móviles. En este escenario, la red móvil 5G descarga el tráfico inalámbrico a una red Wi-Fi complementaria en los casos en que la recepción de la célula local es deficiente o en situaciones donde la red celular está saturandose.
 
Las expectativas del nuevo estándar son altas. Aunque no se espera que el 802.11ax esté finalizado hasta principios de 2019. Los chipsets preestandarizados se han estado enviando desde el año pasado y los primeros routers 802.11ax están llegando al mercado.
 
¿Qué problema está tratando de resolver 802.11ax?
Los problemas fundamentales con Wi-Fi son que el ancho de banda se comparte entre los dispositivos terminales, los puntos de acceso pueden tener áreas de cobertura superpuestas, especialmente en implementaciones densas, y los usuarios finales pueden moverse entre los puntos de acceso.
 
La solución actual, basada en una tecnología de los principios de Ethernet, llamada "Carrier Sense Multiple Access with Collision Avoidance (CSMA/CA)", requiere que los puntos finales escuchen la señal de liberación total antes de transmitir. En caso de interferencia, congestión o colisión, el punto final entra en un procedimiento de retroceso, espera a que todo esté despejado y luego transmite.
En un estadio abarrotado, un aeropuerto ocupado o un tren lleno con cientos, incluso miles, de usuarios finales que intentan transmitir video al mismo tiempo, el sistema pierde eficiencia y el rendimiento decrece.
 
La buena noticia es que 802.11ax promete un rendimiento mejorado, cobertura extendida y una mayor duración de la batería. 802.11ax puede entregar una única transmisión a 3.5Gbps, y con la nueva tecnología de multiplexación tomada del mundo de los móviles 5G-LTE, puede entregar cuatro transmisiones simultáneas a un único punto final para un ancho de banda teórico total de unos asombrosos 14Gbps.
 
¿Cómo funciona 802.11ax?
El estándar 802.11ax toma una variedad de técnicas inalámbricas bien entendidas y las combina de una manera que logra un avance significativo sobre estándares previos, pero mantiene compatibilidad con 802.11ac y 802.11n.
 
802.11ax ofrece un aumento de casi 40 por ciento en el rendimiento puro gracias a la modulación QAM de orden superior, que permite que se transmitan más datos por paquete. También logra una utilización del espectro más eficiente. Por ejemplo, 802.11ax crea canales más amplios y divide esos canales en subcanales más estrechos. Esto aumenta la cantidad total de canales disponibles, lo que facilita que los puntos finales encuentren una ruta clara hacia el punto de acceso.
 

Cuando se trata de descargas desde el punto de acceso hasta el usuario final, los primeros estándares de Wi-Fi 802.11a-b solo permitían una transmisión a la vez por punto de acceso. Con 802.11n-ac se comenzó a usar Multi-User, Multi-Input, Multiple Output (MU-MIMO), que permitió a los puntos de acceso enviar hasta cuatro transmisiones simultáneamente. 802.11ax permite ocho transmisiones simultáneas y hace uso de tecnología de formación de haz explícita para apuntar esas transmisiones con mayor precisión a la antena del receptor.
 
Lo que es más importante aún, 802.11ax se conecta a la CPU en MU-MIMO con una tecnología de estación base LTE llamada "Acceso múltiple por división ortogonal de frecuencia (OFDMA)". Esto permite que cada flujo MU-MIMO se divida en cuatro flujos adicionales, aumentando cuatro veces el ancho de banda efectivo por usuario.
 
Un simil sencillo que explica 802.11ax, el Wi-Fi inicial era como una larga lista de clientes en un supermercado esperando por una caja. MU-MIMO significaba cuatro cajas que prestaban servicios a cuatro colas de clientes. OFDMA significa que cada caja puede servir simultáneamente a cuatro clientes.
Una muy buena referencia para ampliar información es el libro del autor Pablo Aguilera @DrPabloAguilera; que he encontrado en amazon https://www.amazon.es/802-11ax-Hyperconnected-World-Next-Generation-WiFi/.